Proponen que la comida desechada apta en los supermercados locales se lleve a Cáritas y Cruz Roja

IU-Verdes quiere consensuar un código ético sobre el destino de los excedentes de alimentos

Una mujer en un supermercado / La Verdad
POLÍTICA

Para este concejal ecosocialista, resulta paradójico el hecho de que "al mismo tiempo, en los grandes supermercados se retiran todos los días ingentes cantidades de comida porque no se adecuan a los criterios aplicables de comercialización, pero que están, no obstante, en perfecto estado para un consumo inmediato; de esta manera muchos alimentos van a parar a la basura unos días antes de su fecha de caducidad".

Según Illueca, "no es de recibo ni jurídica, ni política, ni social, ni éticamente que se destruyan toneladas de alimentos de primera necesidad en una sociedad en la que miles de familias pasan hambre o no tienen acceso a los alimentos básicos", y, por ello, desde IU-Verdes "creemos necesaria una regulación legal de este asunto, que evite el despropósito que supone arrojar directamente a la basura toneladas de alimentos cada día en una España donde cada vez son más los que los necesitan".

La finalidad esencial de la propuesta es actuar en el contexto local, "haciendo un esfuerzo importante a nivel municipal por evitar la irracional destrucción de alimentos y por tratar de encauzar los excedentes hacia las asociaciones y bancos de alimentos que pueden encargarse de su distribución entre los necesitados". Por ello, "pedimos que desde el Ayuntamiento, a través de la concejalía de servicios sociales, se entablen negociaciones con las empresas que gestionan los supermercados locales para que se entreguen a los bancos de alimentos del municipio, gestionados por Caritas y Cruz Roja, toda aquella comida que se desecha diariamente por criterios comerciales pero que puede ser perfectamente consumida a corto plazo".