Valcárcel reunirá a agricultores y responsables medioambientales para solucionar el conflicto de la nueva normativa de espacios naturales

La nueva regulación afectaría a numerosas explotaciones agrarias del municipio a la margen derecha del río Segura

Representantes de Coag con la concejal de Agricultura de Cieza, María José García / La Verdad
AGRICULTURA

Según señaló, el presidente Ramón Luis Valcárcel visitó este martes Cieza para mantener un encuentro privado con representantes del sector agrario, en el cual, Ayuntamiento y agricultores aprovecharon para exponer al jefe del Ejecutivo regional la problemática que van a sufrir muchas explotaciones agrarias del término municipal con la nueva normativa de espacios naturales. Valcárcel, según García Parra, expresó la voluntad de, en breves fechas, convocar a una reunión a responsables medioambientales y organizaciones agrarias para intentar llegar a acuerdos consensuados que permitan preservar los espacios naturales como patrimonio importante de la Región de Murcia, pero de una forma equilibrada que no impida otros usos en las explotaciones agrarias, igualmente rentables y necesarias para las diferentes comarcas.

Por su parte, Gil pidió a los agricultores ciezanos que alegaran en contra del anteproyecto de decreto de zonas especiales de conservación, argumentando que, "en un estado de derecho, este anteproyecto, al igual que el Plan Integral de los Espacios Red Natura 2000 del Noroeste de la Región de Murcia, es uno de los mayores ataques a la propiedad privada que se puede realizar, ya que el mismo supone una expropiación del uso de 132.194 hectáreas de utilidad privada sin que sus dueños hayan recibido indemnización alguna". Por otro lado, señaló que, con la nueva normativa, "la capacidad de decisión de las empresas agrarias y ganaderas se verá sujeta a imposiciones arbitrarias de la Administración, lo que significa una situación de economía intervenida".

 COAG pide el rechazo y la no aceptación como nueva figura de protección las áreas de conectividad y amortiguación ecológica por considerarla "excesiva" y, en la mayoría de casos, "fuera de lugar por las limitaciones en las actividades agrarias y ganaderas y por ser una nueva expropiación de uso sin compensación alguna". Igualmente, la organización se opone a las figura de ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) y ZEC mientras no se compense económicamente la expropiación de uso, "y más después de las limitaciones y prohibiciones a las que los agricultores se ven obligados a someterse por encontrarse en las referidas zonas". Finalmente, el sindicato agrario exige que se suspenda el actual proceso de información pública y se reinicie otro con una duración mínima de tres meses que permita una "real y efectiva información pública".