El día anterior: ¡Desolación!

Preparando el campamento / A. Salmerón
SIENTE CONMIGO LA FIESTA (CRÓNICA APASIONADA)

Se van acercando las fechas, la cuenta atrás está a punto de acabar. Hoy ya podemos decir por fin: LAS FIESTAS DEL ESCUDO COMIENZAN MAÑANA!!!, estamos a punto de empezar a disfrutar de lo que tanto hemos deseado y proyectado durante todo un año...hoy ya comienzan a materializarse esos proyectos, HOY "TOCA MONTAR EL CAMPAMENTO" , y en esa actividad cada Kábila y cada Mesnada vuelca toda su creatividad y una gran dosis de esfuerzo y trabajo.

Pero hoy, como tanto andábamos temiendo, la lluvia ha hecho su aparición, y su persistencia lo ha complicado todo. Esa lluvia siempre bienvenida en nuestra tierra, pone siempre un punto de zozobra y tristeza en el alma de los festeros, todos pendientes de la AEMET, con los tuiters, guasap y facebuks echando humo...Algunos (los más sensatos) se encomiendan a la Providencia y a nuestro patrón San Bartolomé, otros, los más descreídos, se encomiendan a San Mario Picazo, pero todos con la esperanza de que esta vez las predicciones de la AEMET no fallen y tengamos un fin de semana sin lluvias, que podamos vivir las fiestas en la calle, en el campamento...

Casi todos los años, en la corta vida de Las Fiestas del Escudo, hemos tenido que pagar el tributo a la lluvia (ya se sabe...en Abril, aguas mil) y en el recuerdo quedan la tormenta que arrasó literalmente el campamento a medio día del sábado de hace dos años, o la persistente lluvia del domingo del año pasado que propició que el desfile no fuese todo lo grandioso y brillante que se había proyectado. Esperemos que con hoy haya sido suficiente tributo...

En la imagen que acompaña a esta crónica se puede observar la desolación reinante en el campamento y el esfuerzo añadido que supone montarlo todo bajo estas circunstancias tan adversas....PERO NO IMPORTA!, el tesón y las ganas de los festeros harán que mañana luzca todo, resplandezca todo como recién estrenado y el campamento moro y la plaza cristiana vuelvan a ser esos lugares acogedores, brillantes y alegres, donde se convive en paz, donde se comparte lo poco o lo mucho que haya...DONDE SE VIVE LA FIESTA... la lluvia de hoy solo será una anecdota más en el recuerdo común